Wednesday, April 29, 2009

Epidemia

Miércoles 29 de abril 2009

Dadas las actuales circunstancias es tiempo de salir del ostracismo, así que de aquí al dia 6 subiré un post diario con algunas aclaraciones en este mar de confusiones y rumores que son, sin duda, la epidemia más complicada del momento.

Dicho lo anterior lo primero que hay que aclarar es que la epidemia no es parte de un plan entre Obama, Marcelo Ebrad, la OMS, laboratorios Glaxo, los vendedores de tapabocas del metro y Calderón, ni para hacer ganar a Demetrio Sodi, ni para tranquilizar a la población con lo de los narcos. De hecho así que muy, muy tranquila no se ve la población. Esto por los comentarios que apenas unas horas después del anuncio de la alerta el 23 de abril aparecieran en facebook hablando del complot. En Fuimos Monos tocaré un poco lo de los complots, recomendable entre tanto la ligera lectura, no por ello una mala introducción al tema, de Conspiraciones de Julio Patán. Según un radio escucha de León Krauze es explicable que se piense en teorías de complot, de acuerdo pero sólo asumiendo la irracionalidad y la falta de pensamiento crítico de nuestra población. Sin mencionar nuestra afición al pensamiento mágico. Francamente la tradicional desconfianza de las autoridades es completamente insuficiente para explicar que se nieguen los muertos.

1 La pasterización de México. De acuerdo con Latour, uno de los méritos de Pasteur fue introducir cultural y socialmente la idea de microbio en la sociedad francesa. Sólo de esta manera se modificaron las relaciones sociales, la sanidad y la economía. Antes ya se conocían los microrganismos, inclusive la asociación de algunos de ellos con patologías varias, pero su invisibilidad a nuestros ojos impedía que trascendiera más allá de una curiosidad. Lo mismo ahorita. Mucha gente (incluida un taxista que me trasportara hace poco y varios senadores) están dudosos de los bichos estos porque no los ven. También dudan de los muertos porque tampoco los ven. Y eso tiene que ver con la enseñanza de la ciencia desde chiquitos.

2 ¿Por qué tanto escándalo si solo hay como mil enfermos (al inicio, claro)?. Eso nos remonta al siglo XIX con Malthus, Spencer y Darwin, más pa acá con todos los ecólogos, epidemiólogos y sobre todo demógrafos. Si solo tuviéramos 10 pacientitos al inicio, y cada uno infectara a uno, al día siguiente tenemos 20. Dos días más tarde 40, luego 80. Pero recuerden que eran mil iniciales los sospechosos de portar el virus. Como el tiempo de incubación es de uno a cinco días, imaginen que cada uno infecta a cinco. Un día después serán 5,000 (más los mil iniciales), dos días después 25 mil, tres días 125 mil, cuatro días y ya son 625 mil, para el quinto día serían 3, 125,000 y ya no nos alcanzan el millón de dosis de antivirales. Entre los casos comprobados de H1N1 y los no comprobados, la mortalidad de la neumonía aguda ha sido en estos días del 10 % En esta hipótesis ya estaríamos hablando de 300 mil muertos en menos de una semana. Si no me cree pregúntele a su actuario de confianza. Si se le hacen muchos, na más le recuerdo que la persona infectada de Oaxaca al parecer contagió a 41 personas más. ¿Ahora entendemos la paranoia de todos los gobiernos?

3. ¿Funcionan los tapabocas? Si, porque lo que detienen es la saliva que sale a mil por hora en los estornudos y como a cien por hora al hablar normal. Claro, el virus lo traspasa sin pena alguna, pero el virus viaja en la saliva. Úselo.

4 ¿Cuánto va a durar la contingencia? Nadie lo sabe, pero con los datos dados ayer martes y considerando el ciclo de vida de 5 a 10 días del virus, parece que vamos a la mitad de la curva. Hoy miércoles estaremos en el punto más alto de dispersión. Nada seguro, eso sí. En 1976 hubo un brote de una cepa muy parecida (algunos dicen que la misma) en un cuartel militar de California. Con los datos iniciales Estados Unidos y la CDC se prepararon para lo peor. Nadie sabe cómo pero todo terminó en menos de una semana.

5 ¿En donde están los narcos y los secuestradores? No tengo la menor idea pero tal vez en sus casas con tapabocas.

6 ¿Por qué todos los muertos son mexicanos? Nadie lo sabe tampoco en este momento. Mi hipótesis tras casi toda mi vida visitando hospitales del sector salud (los que me conocen conocen porqué) es que los pacientes llegan al servicio de urgencias después de, al menos, tres etapas. 1, tomarse lo que haya en el botiquín (de preferencia un tesito de manzanilla); 2 preguntarle a la vecina, quien aplicará la etapa 1; 3 Ir a la iglesia o al yerbero. Y ahora si ir al médico. En cada etapa esperar uno o dos días, o hasta que empeore. (si hay una farmacia entre la casa del paciente y el médico, este puede sustituirse por el dependiente de la botica).

7. ¿El virus se originó en México? No se sabe el día de hoy miércoles, pero es muy posible que no. Los brotes epidémicos evidentemente se iniciaron aquí en México, pero la cepa tal vez en california o en Asia. Se puede pensar en una ruta Asia, San Francisco, Oxaca y en el camino ir regando virus, pero es sólo una elucubración. Imposible saber en este momento el centro de origen.

8 ¿Porque paralizar la Ciudad de México? Porque somos muchos, amontonados, nos encanta escupir en la calle y adornar árboles con chicles pegados. Además nos gusta mucho apapacharnos. Las ciudades son perfectas para las epidemias. Para más sobre esto ver Fuimos Monos de la siguiente semana en Letra S.

9 ¿Por qué no coinciden las cifras de enfermos? Si coinciden, solo que no las han explicado bien, además cambiarán de acuerdo a la confirmación molecular. Existen síntomas de la enfermedad, pero no todos son portadores del virus, no todos los internados y los muertos son portadores de esta cepa. Sólo con el estudio molecular de la muestra se confirma. De esos hasta hoy miércoles al medio día había siete personas fallecidas. Tristemente todo apunta a que el dato crecerá conforme se tenga la capacidad instalada para hacer las pruebas. Tal vez a partir de mañana se puedan procesar 500 muestras diarias de acuerdo con INDRE. Por eso de momento hay más casos comprobados en Estados Unidos, allá se están haciendo las pruebas.

10 ¿Se tardó mucho el gobierno en declarar alerta? Pues no. Increíblemente no. De hecho todo el aparato institucional, federal, local y científico ha funcionado bastante bien y reaccionado a una velocidad más que adecuada. Pocos países lo hubieran hecho mejor, tal vez ninguno.

Mañana seguimos, sobre todo con análisis de cifras y con las dudas sobre por qué no se hacían los estudios aquí en México

¿dudas? No dudes, escribe

alphaville_clone@hotmail.com

4 comments:

Saulo said...

¡Bravo! Esta de aplauso el articulo. Es el primer escrito coherente que leo en esta semana llena de gente ociosa fanatica de catastrofes de Hollywood. ¡¡Un aplauso!!
¡Excelentes referencias y coherente teoria!

Orquidea said...

Wow amigo!!! Con la claridad que te caracteriza y el estilo inigualable al escribir, resultas como una luz en el camino, jaja... Besos! Y muchas gracias por invitarnos a pensar de manera crítica... saludines!

Dulce said...

Lo mejor de todo es el punto 6, describe tan, pero tan bien nuestra reaccion ante las enfermedades!!!!

Saludos

Alicia said...

¡Gracias, gracias, gracias!

Qué lástima haber descubierto hasta hoy tu blog, pero ya me leí todo lo relacionado con la influenza, de una sentada. Se agradece tu inteligencia, tu sentido del humor, y tu manera de escribir.
Sigo leyendo.
¡Saludos!