Wednesday, April 06, 2011

Para no marchar


Al igual que a Milán Kundera un grupo de gente con el puño en alto gritando la misma frase al unísono me parece la antítesis de la libertad. Sin embargo también suscribo que “ni siquiera el propio dolor es tan pesado como el dolor sentido con alguien, por alguien, para alguien, multiplicado por la imaginación, prolongado en mil ecos." Así que entiendo bien la indignación y el coraje de quienes marcharán contra la violencia hoy por la tarde, porque siento esa misma indignación, ese mismo coraje. Pese a ello no marcharé. No lo haré porque no concuerdo con varias de las consignas que se han difundido. Me duele de verdad y no tengo forma de imaginar lo que siente el padre que perdió a su hijo por parte del narco. Me refiero al poeta sí, pero a los otros padres y los otros hijos que no generaron indignación especialmente entre los “intelectuales” y cuya sangre es igual de roja. Tampoco iré porque me desconcierta eso de llevar una veladora para cada uno de los 40 mil muertos, sobre todo considerando que una parte de esos muertos son precisamente quienes han arrancado tranquilidad, vida y posesiones a miles de familias. Tal vez mi madre ferviente metodista, una ex novia católica y alguien con quien salí que se convirtió al budismo podrían. Pero yo no. Lamento el dolor de sus familias pero no llevaría flores por ellos.

Pero sobre todo no iré porque siento que apoyaría a los promotores de la violencia.

Al igual que con los charlatanes, hay que tener cuidado de no hacer el trabajo sucio a los narcos. Cuando un periodista le da espacio a la pseudo medicina o la pseudociencia socava la salud y la inteligencia de buena parte del pueblo. Cuando las “grandes mentes” vociferan en contra del presidente, a favor del retiro del ejército ¿a quién se apoya en realidad? Obvio, no se trata de apoyar una estrategia claramente saturada de errores y equívocos, y menos aún la ideología con la que no se está de acuerdo, como la del presidente, en mi caso. Claro que él ejército en las calles no es la solución, porque los ejércitos están pensados bajo una lógica diferente, contraria, a la de una policía. El primero pretende usar la mayor potencia de fuego en el menor tiempo posible, la segunda la mínima fuerza posible para contener y la colección de evidencias. Por lo mismo (y mucho más) la situación es un desastre.¿Pero quien dispara, secuestra y amenaza?¿quién ha matado a los inocentes? ¿Cuántos muertos directamente por el ejército y la marina? ¿Cuántos rescatados, cuántos capturados, por ese ejército mayoritariamente indígena, mayoritariamente disciplinado?

Y mucho más importante, ¿qué hacer entonces? El gobierno parece que no sabe ni quiere hacer más de lo que ya ha hecho. Precisamente por eso el mundo académico e intelectual que se ha sentido tan agraviado, está muy lejos de cumplir su rol social al reaccionar con marchas, de manera tan tardía y sólo cuando un miembro prominente y conocido fue afectado. No ocurrió lo mismo con académicos extranjeros y jóvenes asesinados meses, años ha. ¿Además de manifestar el hartazgo y la descarga emocional cuál es la utilidad de marchar? Ya pasamos por la marcha blanca de los “ricos” (despreciada por muchos de los que ahora marchan); ya pasamos por la marcha del tec (despreciada por muchos de los que ahora marchan). Si cada sector social va a marchar cuando le toca no vamos a ningún lado, porque en tanto marchamos la ineptitud y corrupción siguen mientras los balazos resuenan. Por supuesto los cómo son los difíciles, pero para eso están los intelectuales, los académicos. “Yo no soy estratega y no sé que se deba hacer” dijo un intelectual coordinador de la marcha por la mañana. Yo tampoco, pero creo que hay que impulsar

Los juicios orales basados en evidencias (ya! En este año!) Mejor cien culpables fuera que un inocente preso. Y responsabilidad para los MP que no sustenten con evidencias una acusación.

La incautación total de bienes de quienes participen y apoyen a la delincuencia organizada.

El resguardo de bienes durante el juicio de todos los acusados, incluidos militares y policías coludidos.

Solicitar la extradición de extranjeros que laven dinero e introduzcan armas al país, aunque sean policías gringos.

Y aunque no lo parezca, escuela de tiempo completo, hasta las 6 pm (con todo el cambio presupuestal que implica). Es evidente que matar se ha vuelto moralmente permisible y se desprecia el esfuerzo y el trabajo, por no hablar ya del pensamiento crítico. Aquel anuncio de con más y mejores policías como tú mija, el país estará mejor es por lo menos engañoso. Es con más y mejores maestros y eso implica dar un manotazo al snte y la cnte y más humildad de los egresados y dueños del Alemán, el Madrid o el Lancaster.

Si en lugar de estar marchando nuestros intelectuales SNI 3 y CONACULTENSES no pueden mejorar, ampliar y convocar a propuestas mejores que estas, básicamente podemos decir que el país, ya marchó.

2 comments:

Orquídea Flores said...

Bravo!!!! Aplaudo tu nivel de crítica que debe incitar a profundas reflexiones a los que nos dedicamos a eso del trabajo intelectual... Amigo, en verdad, cuando sea grande quiero ser como tú. Beso!

Anonymous said...

Hola,
eres panisata sonsorense, verdad?

saludos, rebe