Tuesday, May 08, 2007

Sant Jordi

Se dice que sant jordi (o séase san jorge) pasó por un pequeño reino o algo así, donde un dragón había mantenido asolada a la población. Pues resulta que el reptil de marras (porque asumimos que era un reptil) pedía a una doncella cada mes como sacrificio (muy sacrificado él) para mantener a salvo al resto de la población. Y como en la comarca comunistas no eran, las hijas de los ricos y príncipes estaban hasta atrás en la lista. Sin embargo ante la popularidad de los reves con bebidas de dudoso etiquetado y efectos instantáneos, las doncellas eran menos a cada mes y las mozas hijas de los nobles empezaron a ser enviadas ante el antidiluviano y horrendo ser. De esta manera y ante la escasez de doncellas le toca el turno a la hija del rey quien antes que dejar la doncellez prefirió irse con el lagartón. Suponemos aquí que los príncipes han de haber sido unos partidazos donde un tipo con aliento a azufre y pinta de líder sindical minero (afiliado a la CNOP) resulta mejor opción que dejar la virtud femenina en el pasado. Así que pese a las súplicas de su padre quien antes que dejar la chamba prefirió dejar la paternidad, la bella joven (eso esperamos) fue presentada al escamoso y temible animal.


¿Y San Jorge? Ah pos San Jorge pasaba por ahí y cual agente de la AFI que sólo se mueve hasta que atacan a familias decentes, decidió defender a la princesita. Mal armado y ante una fuerza superior (otra vez igual que la AFI) luchó valientemente hasta acabar con el animalote cuya sangre se derramó en el árido suelo de su madriguera. De éste (del árido suelo de la madriguera) surgió una rosa roja que el valiente caballero ofreció a la aún doncella (aunque San Jorge se tardó un buen en llegar...). Ésta, conmovida le retribuyó el detallito obsequiándole a su vez un libro. Y aunque sigo sin entender cómo es que cuando te van a llevar a que te descuarticen y te prendan fuego te llevas un libro (a lo mejor porque la salas de espera son de güeva), éste es el origen de la hermosa tradición catalana del día del libro y las rosas, el día de San Jorge patrono de Cataluña, el 23 de abril. En esta fecha tradicionalmente los hombres regalan rosas y las mujeres libros, aunque afortunadamente y gracias a las quejas feministas, hoy en día todo mundo intercambia libros y las mujeres son llenadas de pétalos y polen. Y aunque generalmente cuando se trata de adoptar tradiciones ajenas a los mexicanos nos entra un nacionalismo casi nazi (aunque se nos olvida el día de Jalogüin), ésta es una que espero poco a poco pegue en México. Feliz día de Sant Jordi para todos!!

1 comment:

Dulce said...

Te digo, que quien sabe tu de donde sacas tanta historia... deberias de juntarlas y hacer un librito, pa' que luego en un dia de san jorge lo regales a tus amigas (ojala que me toque uno, no?).
Saludinios,

Dulce